Para Reflexionar

Smartphones y tablets: el futuro en la educación TIC


La reciente defunción de las netbooks hacen pensar en cuál será el rumbo que tomará el uso de las tecnologías en el aula.
No nos hemos acostumbrado todavía a la inclusión de dispositivos en nuestras clases. De a poco las vamos incorporando y en muchos casos con mucha resistencia. Como decía un personaje de historieta "Cuando aprendí todas las respuestas, me cambiaron las preguntas." Esto parece ser el modus operandi de nuestro tiempo. 
Todavía está fresco el proyecto OLPC (One Laptop Per Child) del MIT y Nicholas Negroponte en nuestros oídos y en muchos de nuestros países aún siguen completando el número de netbooks a entregar a los alumnos. Pero parece que cuando todas nuestras escuelas estén llenas de estas herramientas, en el mundo real ya no existirán, por pura obsolescencia.

Señala el diario Clarín de Argentina que "según ABI Research, en 2010 se vendieron 139 millones de netbooks. El número que se venda en 2013 se acercará más a cero que a 139 millones.
El sitio taiwanés de tecnología Digitimes señala que Asus, que con la Eee PC inauguró la categoría en 2007, anunció que dejará de fabricarla, y que Acer tampoco hará más netbooks. Esto significa que “el mercado de las netbooks oficialmente terminará cuando los fabricantes agoten sus stocks”.

Los Smartphones y las tablets se afianzan

A pesar de que los precios de estos nuevos dispositivos son superiores a los de las netbooks, su utilización masiva en respuesta a las campañas publicitarias de compañías celulares, por ejemplo, ha producido una inundación de teléfonos móviles 3G de gran versatilidad y potencia.
En algunos países se está dotando a las escuelas con Tablets como se hacía hasta hoy con las netbooks (Plan Ceibal, Plan Conectar-Igualdad, como ejemplos). En Colombia por ejemplo, se acaba de anunciar una entrega de este tipo como prueba piloto, y en España ya se ha avanzado en este aspecto. Apple estaría trabajando en un iPad de cuarta generación con 128 GB de memoria y una pantalla de Retina Display, con la intención de venderlos a gobiernos y escuelas (Tabtimes.com).

En los casos de los establecimientos que quedaron excluidos de los planes estatales por ser de gestión privada quizás tomen la delantera en el uso de las TIC, nuevamente, por su mayor poder adquisitivo. Los nuevos teléfonos ya se están integrando a soportes que los asemejan a las tablets y tienen mayores usos que un e-reader, que también están retrocediendo en ventas. La producción masiva posibilitará en breve la adquisición a bajo precio.

Está claro que los dispositivos que utilizamos no determinan la calidad educativa. El uso de las TIC en la tarea docente es una estrategia poderosa y dinámica en nuestras manos pero si no se utiliza adecuadamente o con los conocimientos necesarios es lo mismo que utilizar mal una pizarra tradicional. Lo que es necesario es estar al día con el modo de aprehender el mundo de nuestros alumnos para ser más efectivos en nuestro trabajo y obtener mejores logros. Está claro que nada puede reemplazar la creatividad, una mirada adecuada, una palabra a tiempo y una capacitación seria.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada